Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Man2

Conseguir pectorales viriles y duros con la Ginecomastia

Conseguir un pectoral bien definido con una musculatura tonificada es uno de los aspectos que más influyen en el atractivo masculino. Y también uno de los más complicados de conseguir en el gimnasio. Además, por cuestiones genéticas o adquiridas, algunos hombres presentan glándulas mamarias demasiado desarrolladas, lo cual produce un efecto antiestético que muchas veces se traduce en un deterioro de la confianza y la autoestima. La ginecomastia, o aumento de glándulas mamarias en el hombre, puede ser tratada con cirugía estética y obtener el pecho firme y fuerte que siempre deseaste.

pectorales varoniles

La ginecomastia o desarrollo excesivo de las mamas en los hombres ya supone 8.100 búsquedas al mes en Internet, según un reciente análisis efectuado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Este problema no es solo una cuestión estética del hombre adulto, algunos recién nacidos también tienen las glándulas mamarias más desarrolladas debido a la influencia de las hormonas femeninas de la madre; en los adolescentes se produce un brote de aproximadamente un año debido a los cambios hormonales propios de la pubertad; y en los ancianos, el descenso de la testosterona, hace que las hormonas femeninas tengan más efecto.

¿Qué soluciones existen para conseguir unos pectorales fuertes y varoniles?

Si la ginecomastia es leve (50% de los casos), se soluciona con una liposucción realizada con unas cánulas especiales que extraen parte de la glándula mamaria y la grasa acumulada. Se realiza con anestesia local y sedación.

Si es moderada (40% de los casos), es más efectiva la liposucción asistida por láser o lipoláser, que ayuda a licuar la grasa, a destruir con mayor facilidad la glándula mamaria y a retraer la piel sobrante. En ocasiones –cuando la glándula mamaria es muy dura–, también es necesario realizar una pequeña mastectomía, que consiste en cortar por el borde inferior de la areola y desde aquí quitar la glándula mamaria que se resiste al láser.

Si es severa (10% de los casos), cuando sobra mucha piel y las mamas están tan desarrolladas como las de una mujer, hay que realizar una mamoplastia de reducción, es decir eliminar la piel, la glándula mamaria y la grasa sobrante con un bisturí. Queda una cicatriz alrededor de la areola mamaria y el surco submamario. Se realiza con anestesia general.

pectorales viriles

La técnica empleada y la duración de la intervención, así como la clase de cuidados postoperatorios necesarios, dependen de las características específicas de cada paciente. En la inmensa mayoría de los casos, con el tratamiento quirúrgico de la ginecomastia se obtienen resultados satisfactorios y definitivos.

En Clínica March contamos con la destreza y el prestigio de cirujanos especializados en el campo de la cirugía estética corporal y disponemos de los excepcionales quirófanos de la Clínica Quirón de Marbella para garantizar el éxito y la seguridad en las intervenciones de ginecomastia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *