fbpx WhatsApp
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Complicaciones En Una Operación De Aumento De Pecho

Complicaciones en una operación de aumento de pecho

En vista de que no todos los implantes son iguales, el organismo tiene diferentes tipos de asimilación. Si a eso le sumamos que no todos los médicos cirujanos tienen las mismas técnicas, cada paciente puede enfrentarse a diferentes complicaciones. De allí la importancia de elegir bien el tipo de prótesis y lugar de colocación.

Asesoramiento completo antes de una operación de aumento de pecho

Aunque la decisión no es sencilla, con el asesoramiento adecuado se pueden reducir los riesgos ante una operación de aumento de mamas. Si no importara cuál prótesis colocarse o por donde, los cirujanos plásticos utilizaran siempre las mismas técnicas o el tipo de implante.

La elección de la prótesis dependerá de la forma, textura y material de fabricación. Todos estos son factores determinantes para que una cirugía sea exitosa. Por eso, los buenos cirujanos ofrecen variedad de opciones, pero lo más importante determinan cuál es lo mejor para la paciente. Aun cuando la paciente desee determinada prótesis, si no es conveniente no operará.

Elegir el tipo de prótesis mamaria correcto

Antes de someterse a una operación de aumento de pecho, es necesario consultar con el cirujano plástico sobre lo que es mejor para tu cuerpo. De acuerdo a tus características físicas, calidad de tejido y actividad física, se determinará que prótesis es la mejor. Aunado a eso, se toma en cuenta la forma natural de los pechos.

En caso de que sea factible la preferencia personal de la paciente, el cirujano no tendrá problema en realizar la operación de acuerdo a estas exigencias. Aunque no existe el cirujano plástico perfecto, si es conveniente conocer cuanta experiencia tiene el médico tratante. Entre más experto sea el médico, menos posibilidades habrá de que algo salga mal.

Técnicas de operación mamaria con menos riesgo

Sin importa cuál sea la preferencia de la paciente o del médico, hay varios hechos que pueden sustentar un alto riesgo dentro del quirófano. La mayoría de los especialistas estéticos concuerdan que hay varias causas para una contractura capsular.

Contaminación bacteriana

Es probablemente la mayor causante de que algo salga mal. Por eso, se deben aplicar ciertas maniobras como una incisión submamaria y tapar la aerola durante la cirugía para reducir el riesgo de contaminación por bacteria.

El médico tendrá que tomar ciertas medidas durante la cirugía que pueden reducir la contaminación bacteriana de la prótesis. Por ejemplo, hacer una disección no traumática con bisturí eléctrico. También es recomendable colocar drenajes e irrigación de solucion antibiótica en la prótesis.

Mediante la disección no traumática y la coagulación del bolsillo se pueden evitar los hematomas. Además, es imprescindible utilizar manga para introducir el implante. Por supuesto, luego de culminada la operación, es necesario que la paciente tome antibióticos por lo menos los siguientes 10 días de la operación.

Incisión en el surco submamario

Esta técnica de colocación de implantes mamarios tiene menos incidencia de contractura capsular al compararlo con la vía axilar o por la areola. Por lo que es la más recomendable para una operación de aumento de pecho. Claro está, todo dependerá de la condición de la paciente pues no todos los casos son iguales.

Hay varios tipos de prótesis

La variación de marcas y formas de prótesis afectan la estructura y morfología de la cápsula. En consecuencia, esto va a influir en cómo se adhiere la cápsula al implante. Luego de que se coloca el implante dentro, el organismo empieza  a reconocerlo como un cuerpo extraño y reacciona inmunológicamente. En consecuencia, se forma una capsula de fibra de colágeno.

La superficie del implante influye directamente en la organización de la fibra de colágeno. También se ve afectado el tejido que la envuelve. Con el objetivo de mejorar la integración de la prótesis, los fabricantes siguen creando diferentes tipos que se amolden bien al tejido circundante.

Clasificación de los implantes de mamas

Como ya mencionamos, hay varios tipos de prótesis. Por ejemplo, las prótesis de poliuretano son consideradas las que menos riesgo de contractura capsular tienen. Mientras tanto, las macro texturizadas están asociadas a menos riesgos en cuanto a rotación, rippling o mala posición. Si quieres reducir el riesgo de aparición de linforma anaplástico, lo mejor es elegir las prótesis macro texturizadas.

Es importante que los implantes estén bien adheridos al tejido encargado de envolverlo. De esa forma, la paciente sentirá una sensación natural de una mama integrada. Esto no es posible con aquellas prótesis independientes colocadas dentro del bolsillo.

La prótesis debe colocarse debajo del músculo. A través de esta técnica se reduce considerablemente la incidencia de rippling, es decir, visualización y palpación de arrugas. También se puede reducir este efecto con ayuda de un injerto de grasa o bien al colocar una matriz dérmica acelular.

Recomendaciones si has elegido las prótesis macro texturizadas

De acuerdo a la experiencia de cirujanos reconocidos, para optimizar la vida de un implante macro texturizado es necesario seguir algunas recomendaciones útiles:

Determinar si el implante es idóneo para el paciente.

Cabe mencionar que algunos pacientes tienen mejor calidad de tejidos blandos y de piel que otros. Claro está, tener un tejido laxo o una piel de “mala calidad” no está contraindicado para un implante, sin duda puede influir en la adhesión del mismo. En estos casos se recomienda la reducción de piel y colocar la prótesis en doble plano.

Una buena planificación de la operación

Para ello hay que seleccionar bien el implante con base, así como la proyección adecuada de acuerdo a las medidas que tenga el pecho de la paciente.

Realizar el bolsillo del implante de forma precisa

Si el bolsillo queda demasiado grande, hay riesgos de que el implante no se adhiera correctamente.

Incisión submamaria

Se ha confirmado que esta es la mejor técnica para evitar la contaminación bacteriana, así como la formación de bioflim. Esto va de la mano con la conjunción con el bolsillo subpectoral. Ambas técnicas reducen el riesgo de contractura capsular y mal posicionamiento del implante.

Cuidados postoperatorios

Para lograr una recuperación total y sin complicaciones es importante que la paciente esté en reposo con la menor movilización posible. De esa forma, el implante y tejidos se adherirán correctamente. Aun cuando se trata de un procedimiento sencillo con un corto espacio de recuperación, se sugiere mantenerse fuera de toda actividad física por lo menos las dos primeras semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *