fbpx
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Medicina Estética Y Pechos

La medicina estética y el pecho femenino

Una de las mayores preocupaciones de las mujeres es la estética y la buena apariencia. En vista de todas las inquietudes acerca de la seguridad de los tratamientos, vamos a explicar todo lo que tienes que saber sobre estos procedimientos. A continuación te explicaremos cuáles son los tipos de tratamientos estéticos de pecho y algunos problemas que pudieran surgir. Por supuesto, contar con la experiencia de los médicos de la Clínica Marcha te ayudará a tomar la mejor decisión para ti.

Tipos de tratamientos estéticos

Los pechos femeninos van cambiando con el paso del tiempo, así que pueden perder elasticidad y firmeza. La gravedad hace su trabajo; algunas causas de este cambio se puede deber al embarazo y la pérdida drástica de peso. Así que la cirugía estética de pecho ayuda a disminuir la flacidez y la elevación de la posición de los pezones.

Aumento de pecho mediante implantes

Se le llama mamoplastia; básicamente es la colocación de un implante detrás del músculo del pecho para aumentar el tamaño del seno, o bien para reemplazar tejido que ha sido removido por cáncer de mama o un trauma.

Es una bolsa llena de agua salada estéril o material de silicona. Vale mencionar que este tipo de cirugía se realiza en una clínica u hospital. Lo más importante en este tipo de procedimiento es que se realice con profesionales altamente especializados en cirugía plástica como los que laboran en la Clínica March.

Tipos de implantes

Esencialmente hay dos tipos de implantes: de silicona y salinos. Los implantes de silicona, como su nombre lo indica, son aquellos que vienen llenos de un material de silicona que es un fluido espeso y pegajoso que semeja la sensación de la grasa humana. Son los más utilizados y ha demostrado ser el más seguro y cómodo pues su textura es blanda y similar a la mama normal.

Por otro lado, tenemos los implantes salinos o de suero fisiológico. Tienen la ventaja de que en caso de rotura, el material se reabsorbe. Son implantes vacíos que se insertan debajo del músculo, y se llenan cuando están colocados. Sin embargo, la cubierta está hecha de silicona. Pueden ser usadas en mujeres de 18 años en adelante para el aumento y la reconstrucción mamaria.

Reducción de pecho

La mamoplastia de reducción de seno es una intervención quirúrgica que ayuda a reducir el tamaño del pecho que tiene un volumen desproporcionado con relación a la estética del cuerpo. Esta operación estética la solicitan mujeres que no están contentas con el tamaño de sus pechos.

También se recurre a ella para ayudar a aliviar los dolores de espalda y cuello, así como problemas de respiración ocasionados por el tamaño de los senos. Asimismo, esta operación se realiza en hombres que tienen el tejido mamario desarrollado (ginecomastia).

Elevación de pechos

La mastopexia es la cirugía que se ocupa de elevar los senos caídos. Gracias a esta intervención se puede mejorar el aspecto en cuanto a desigualdad de senos o con pezones caídos. De esa manera se mejora el aspecto de los pechos, haciéndolos ver más juveniles.

Se puede considerar una mastopexia cuando el embarazo, la lactancia, el aumento o pérdida de peso ha cambiado de forma drástica el aspecto del pecho, causando flacidez.

Problemas comunes que se resuelven con medicina estética

Existen muchas dudas en relación a los tratamientos de implantes de senos. Por ello, te indicaremos algunos de los problemas comunes que soluciona la cirugía estética de senos.

Pechos tuberosos

En este problema, los pechos tienen una forma cónica, lo que indica que no se han desarrollado bien. Esta malformación comienza en la pubertad cuando se hacen visibles, generando como consecuencia en la mujer problemas emocionales como falta de seguridad, complejos en el cuerpo y baja autoestima.

El pecho tuberoso se da durante el desarrollo de los pechos, cuando el tejido que envuelve la glándula mamaria es muy rígido, así que impide que se estire para que crezca. Como la glándula mamaria va creciendo, se siente atrapada entre la piel que no se expande, lo que trae como consecuencia que sale por el lugar de menor resistencia que son las areolas y el pezón. Por esa razón, tiene un aspecto deformado cónico o tubular, provocando la ligera caída y herniación de la areola haciendo que se vea abombada.

Pechos desiguales

Aun cuando esta situación anatómica no representa ningún peligro para la salud, significa un problema estético que disminuye la autoestima en la mujer. Los senos asimétricos lo padecen cerca del 95% de las mujeres, lo que significa que una glándula mamaria es mayor en tamaño que otra, provocando una desigualdad en la proporción. Casi un 15% de las mujeres sufren una desigualdad notoria que requieren corregir mediante la cirugía plástica.

La cirugía para corregir pechos asimétricos no se trata de volumen sino de la forma del seno. Para este procedimiento se hace una mastopexia, que consiste en remodelar la mama y añadir implantes para igualar ambos senos, si se considera necesario.

Pezón plano

Los pezones casi no suelen salir de la areola, a menos que sean estimulados o se produzcan cambios de temperatura. Básicamente, el problema emocional en las mujeres es lo más significativo pues socava la autoestima y genera inseguridad.

Pezón invertido

Los pezones invertidos se encuentran dentro de la areola; no sobresale ninguna protuberancia aun cuando sean estimulados. Las causas de esta anomalía puede deberse a conductos de leche muy cortos que tiran del pezón hacia adentro. Sin embargo, existe la cirugía estética para corregir este problema.

Pinchazos en los pechos

Hay que recordar que la intervención quirúrgica suele generar inflamación en la zona afectada. Así que puede ejercer presión sobre los implantes y causar dolor. Estos dolores son normales y van desapareciendo con las semanas después del postoperatorio. Algunas recomendaciones son:

  • Guardar reposo hasta que el cirujano indique lo contrario.
  • Evitar elevación de pesos o realizar cualquier esfuerzo físico o deporte.
  • No dormir boca abajo.
  • No presionar, rascar o masajear la zona afectada.
  • Si el problema persiste, debe consultar de manera inmediata al médico tratante.

Encapsulamientos

El encapsulamiento de la mama es una complicación habitual en las mujeres que han tenido una cirugía para aumentar el tamaño de la mama. El organismo reacciona ante un cuerpo extraño y genera una cicatriz. Por lo tanto, se contrae o relaja, lo que puede ocasionar molestias como endurecimiento, dolor, arrugas o sensibilidad extrema, que deben ser tratadas.

Aunque puede convertirse en una complicación, es un problema derivado del aumento de senos que ocurre muy pocas veces. La buena noticia es que tiene solución. Te recomendamos consultar directamente con un profesional de salud capacitado en cirugía estética, para aclarar dudas o preocupaciones y poder encontrar una solución a los problemas aquí citados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *