fbpx
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Nueva Ley Transgenero

España da un paso más hacia la autodeterminación de las personas transgénero

— Actualización 2021 —

Con la nueva Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGBTI, mejor conocida como Ley Trans, España permitirá que menores de edad a partir de los 14 años tengan derecho a autodeterminarse con un género. Esto quiere decir que, si una persona quiere cambiar su sexo y nombre en su documentación podrá hacerlo sin necesidad de presentar un informe médico.

La Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans viene a garantizar los derechos de la comunidad LGTBI. Ante el congreso de diputados se presentaron los Grupos Parlamentarios Republicano y Plural para hacer la proposición de esta ley, que vio la luz el 29 de junio del 2021, y que se espera pueda ser el camino hacia un futuro donde se garanticen los derechos de todos por igual.nueva ley transgénero España

Con el apoyo de “Podemos”, partido político que impulsó la ley como una “deuda hacia el colectivo trans”, el consejo de Ministros ha dado aprobación al proyecto de ley, afirmando que se deben respetar los derechos de los ciudadanos de ser tratados como iguales.

Esta promulgación resulta un avance de la Ley 3/2007 (Ley de identidad de género), misma que daba libertad a los transexuales de cambiar su documento de identidad sin necesidad de haber sido operados. Con un informe médico con diagnóstico de disforia de género, los trans tenían derecho a ser tratados medicamente para reformar sus características físicas de acuerdo al género con el que se identifican.

Claro, esta no es la única ley que se ha promulgado a favor de la comunidad LGBTI. La Ley 3/2016 del 22 de julio sobre la Protección Integral contra LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid, ya había abierto la interpretación jurídica a artículos de la Constitución española que garantizan la dignidad de las personas y la igualdad ante la ley, sin importar condición o circunstancia personal o social de los ciudadanos.

Ahora, la nueva ley busca fomentar que la autodeterminación de género no se considere más una enfermedad. Cabe recordar que hasta hace poco, estas personas eran consideradas psicológicamente enfermas. Con la legislación se busca una despatologización de la identidad de género. De manera que la persona solo tendrá que acudir al Registro Civil y hacer una declaración de voluntad para modificar su género de nacimiento.

Por supuesto, durante el proceso es obligación del funcionario, informar al ciudadano o ciudadana sobre las consecuencias legales del acto. En un lapso de tres meses después de la petición, el Registro Civil citará a la persona para ratificar la solicitud de cambio de sexo. Si la decisión persiste, entonces el proceso se hará efectivo.

Uno de los aspectos de más relevancia en la ley es que no se tiene que presentar un informe médico o la declaración de otra persona que acredite la decisión del solicitante. Esto quiere decir que con el solo anuncio de voluntad, se podrá cambiar de sexo en la DNI. No hay que someterse a tratamiento de hormonas y tampoco operarse antes de cambiar su expresión de identidad.

En el caso de que la persona quiera rectificar su declaración, entonces tendrá que realizar un proceso que le permita volver a su género anterior. Tal procedimiento dura aproximadamente seis meses. De igual forma, se trata de un proceso de expresión de voluntad.

 

¿Quiénes pueden cambiar su género en el DNI?

Toda persona mayor de 14 años que se autodetermine con un género en particular puede hacerlo. En el caso de los menores de 16 años, tendrán que ir acompañados de uno de sus padres o un tutor legal. No obstante, es importante señalar que, en caso de haber discordia en este caso, el menor puede recibir un defensor judicial que autorice su decisión. La ley no exige una prueba testifical para tramitar dicho cambio. Además, el menor seguirá teniendo los mismos derechos educativos, de salud, deportivos y más.

nueva ley transgenero

 

Este derecho hace cumplir lo que se establece en la sentencia del Tribunal Constitucional 99/2019. Tal jurisprudencia indica que toda persona menor de edad que tenga suficiente madurez y se encuentre en situación estable de transexualidad, tiene derecho a desarrollar de forma libre su personalidad. Por supuesto, esto incluye una propia identidad.

Los menores de 14 años no podrán cambiar su género; sin embargo, tienen la oportunidad de hacer un cambio de nombre. Es irónico pensar que el PSOE, que ahora no está de acuerdo con la promulgación de la ley, y este aspecto de los derechos de la comunidad LGBTI fueron los mismos que en 2017 propusieron la ley que no preveía límite de edad para tomar sus propias decisiones, siempre y cuando estuvieran presente sus progenitores o representantes legales.

A diferencia de la ley anterior, esta resulta mucho más clara con respecto a los derechos de la comunidad LGTBI. Tal reforma viene a convertirse en un hecho histórico a nivel mundial, por lo que se espera que España sea un ejemplo para sus hermanos países que todavía no garantizan los derechos igualitarios de todas las personas, sin importar su condición, raza, género y autodeterminación de género.

Lo que ha quedado pendiente es que todavía no se reconoce el género no binario, es decir, personas que no se consideran ni hombres ni mujeres. De acuerdo con la Ministra de Igualdad, Irene Montero, se espera abrir un debate sobre este punto en el Congreso, brindando así apoyo completo a la comunidad LGBTI. Además, afirmó que esta nueva ley era un comienzo para una nueva historia en España y el mundo.

 

Vale resaltar que la promulgación de la ley no solo es un logro del gobierno español, sino de toda la comunidad y organizaciones que apoyan esta iniciativa. Por siglos, el mundo ha sido testigo de las manifestaciones y movimientos en defensa de los derechos de las personas LGTBI, y aunque hace unas décadas se veía como una ilusión, hoy es una realidad que toda España celebra e insta a los demás a poner en primer lugar los derechos igualitarios de sus ciudadanos.

En nuestra experiencia como Clínica de cirugía estética, hemos visto como personas se someten a dietas, entrenamiento, operaciones y tratamientos de belleza, con el fin de sentirse bien consigo mismo. Y es que entendemos que el cuerpo identifica a la persona tanto como su personalidad. Por eso, siempre estamos dispuestos a ayudar a nuestros pacientes a conseguir tener la imagen con la que ellos se sientan a gusto.

Ahora bien, ¿qué pasa en el caso de las personas trans? Para nosotros es totalmente igual. Desde Clínica March brindamos por esta nueva ley y por seguir avanzando juntos, por lo que apoyamos cualquier decisión de nuestros pacientes para cambiar su forma física, y que esta sea de conformidad con su autodeterminación de género.

—– Información de 2017 —–

La proposición de Ley socialista se abre camino  en el Congreso con todos los votos a favor, a excepción del PP. Esta modificación de la ley de rectificación registral permitirá a los menores transgénero cambiar su DNI sin necesidad de presentar informes médicos o psicológicos en todo el estado español. Un requisito solicitado hasta ahora en todas las comunidades a excepción de Andalucía, Canarias, País Vasco, Navarra o Madrid, que poseen legislaciones sobre transexualidad que ya permitían la autodeterminación del género sin necesidad de aportar estos documentos.

En 2007 entraba en vigor la Ley de Identidad de género que permitía a los transexuales cambiar su documento de identidad sin necesidad de estar operados. Pero debían presentar un informe médico con diagnóstico de disforia de género y probar que han sido tratados médicamente durante dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado.

Esta nueva proposiciónde Ley avanza hacia los derechos de los transexuales para poder decidir en última instancia su género sin necesidad de la aprobación de terceros, un paso más hacia la despatologización de la transexualidad. Los colectivos LGTBI y activistas trans llevan años pidiendo salir de la llamada “biblia de la psiquiatría”. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye “los trastornos de identidad de género” bajo el epígrafe “trastornos mentales y del comportamiento”.

 

Hacerte sentir que estás enfermo y que necesitas ayuda médica o tratamiento psiquiátrico para superarlo ha sido el mensaje de los partidos más conservadores para frenar el avance en los derechos trans y minar la estima de las personas transgénero (al igual que hacen con el colectivo LGTBI en general).

De hecho existen infinidad de artículos de aparente índole científica que solo tratan de ridiculizar y estigmatizar esta condición. Como utilizar datos de las altas tasas de suicidio entre las personas trans para concluir que ser transexual es un trastorno, un desequilibrio mental equiparable a la bipolaridad y la esquizofrenia, y por eso desean la muerte más que otros. Es como decir que los negros se suicidaban más durante la esclavitud por su condición de negros y no por el estigma social y la segregación a los que su entorno les sometía. Los datos no se deberían usar a la ligera, y menos con el único fin de infundir miedo, o lo que es peor, rechazo y odio.

Y ahí no acaba la discriminación y humillación que las personas trans deben sufrir cada día. “¿Y si una persona se cree un perro? ¿le dejamos operarse una cola y zarpas?”. “¿Y si te quieres casar con una silla? ¿debemos respetarlo? O peor, con un niño”. Estas son algunas de las perlas que uno se puede encontrar en ‘defensa’ de la perspectiva médico-psicológica de la ‘enfermedad transgénero’. La regla del ‘no todo vale’. Que no deja de ser la regla del ‘solo vale lo que unos pocos deciden que vale’.

 

Entones, ¿es realmente una defensa? Porque, así a priori, parece más un ataque hacia toda una comunidad que lleva años luchando para sentirse personas sanas, lúcidas y completas.  No es ya una lucha por sentirte mujer u hombre sino una lucha por ser tratados y tratadas como ciudadanos en igualdad de condiciones. Ni más ni menos.

Diez años han tenido que pasar para empezar a desestigmatizar una situación  que siempre ha sido vista desde la perspectiva del trastorno médico y psicológico, obviando el derecho de autodeterminación de las personas transgénero. Y aún así aún queda mucho por hacer.

Como clínica de cirugía estética, entendemos que las personas se someten a dietas, entrenamientos, operaciones estéticas y tratamientos de belleza para sentirse a gusto con su cuerpo. El cuerpo nos define tanto como la personalidad. Existen cientos de formas para modificarlo hasta conseguir la imagen de nosotros mismos que queremos. ¿Por qué debería ser distinto para las personas trans? No solo en la mesa de operaciones sino en el papel. Desde Clínica March brindamos por esta nueva ley y por seguir avanzando juntos, como ya decíamos en este otro artículo hacia un mundo más trans.nueva ley transgenero españa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *