WhatsApp
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Aumento de pecho en Marbella

En las intervenciones de aumento de pecho no se trata solo de tener un pecho más grande sino de que la proporción, la apariencia y la textura sean las adecuadas para tu cuerpo.

Gracias a los avances en el campo de la cirugía mamaria, el aumento de pecho es hoy una de las intervenciones estéticas más seguras y con mejores resultados. Siempre y cuando, las habilidades plásticas y quirúrgicas del cirujano sean las adecuadas y los materiales empleados sean de la mayor calidad.

En Clínica March somos referentes en intervenciones de aumento mamario. Hemos realizado más de 500 operaciones de aumento de pecho. Durante todos estos años nuestro equipo de cirugía no ha registrado ninguna contractura capsular. Nunca hemos tenido que revisar ninguna cicatriz ya que nuestros post operatorios han sido excelentes. Tampoco se ha tenido que realizar ninguna reoperación de cirugía del contorno corporal.

En March siempre realizamos la primera visita y el diagnóstico de forma gratuita, ya que para nosotros una buena paciente que esté informada no tiene precio. Elegir el profesional adecuado es muy importante a la hora de realizar una cirugía mamaria. Nuestro equipo de profesionales es especialista en este tipo de intervención y supervisará a la paciente durante todo el proceso, hasta un año después de la operación, cuando se dará el alta definitiva.

 

Cirujanos de reconocida reputación a nivel nacional e internacional
Disponemos de excepcionales quirófanos equipados con la última tecnología
Implantes mamarios fabricados por Mentor, firma de reputado prestigio internacional que se caracteriza por la excelencia y fiabilidad de su prótesis de gel cohesivo, y otros tipos de prótesis.
Asesores estéticos durante todo el proceso, presencial o por teléfono

 

Normalmente, el implante mamario se coloca por detrás del músculo pectoral. Las incisiones se realizan en el surco submamario o la areola, por lo que la cicatriz no será visible en ningún momento. De este modo, la paciente gana en confianza. 

La elección del tamaño y forma del implante debe ser asesorada siempre por el cirujano plástico, para que el resultado definitivo quede natural y en armonía con la figura de la paciente. 

La intervención se realiza con anestesia general y dura aproximadamente entre 40 minutos y 1 hora. Nuestras pacientes permanecerán 24 horas en el hospital para estar en observación y que no haya ningún riesgo. 

Los resultados finales y la vuelta a la rutina habitual se verán entre un mes y tres meses después de la intervención. 

En Europa, 5 de cada 10 mujeres admite que han querido hacerse una cirugía plástica, y la mitad de ellas lo ha hecho. Según expertos, el pensamiento está muy extendido, a tal punto que probablemente más de esa cantidad tiene el deseo de practicarse una cirugía de aumento de pecho.

Clínica March, aumento de pecho en Marbella

La cirugía de aumento de pecho es la más demandada en España, sobre todo en mujeres de la treintena. Aunque la obsesión actual son los traseros voluminosos, los aumentos de pecho ganan la partida por sus novedosas técnicas.

Desde el paleolítico se comenzaron a tallar imágenes de mujeres con pechos prominentes. Según expertos, este es símbolo de fertilidad y belleza. En la actualidad se han convertido en un fetiche sexual. Claro está, todo va unido con un cuerpo bien proporcionado y una pequeña cintura.

Quienes deciden someterse a una cirugía de aumento de pecho deben comprometerse consigo mismas. Además de los cuidados postoperatorios, es importante tener un control clínico frecuente, por lo menos los 10 primeros años. Ahora bien, antes de someterse a una cirugía de este tipo, se recomienda resolver algunas dudas.

PROBLEMAS QUE SOLUCIONA UNA CIRUGÍA DE PECHO

A través de una intervención se puede encontrar solución ante la falta de desarrollo de las glándulas mamarias. Luego del embarazo y lactancia materna, es normal que el pecho pierda volumen o cambie su apariencia. Por lo tanto, este tipo de cirugía busca corregir asimetría y malformaciones en la mama.

Por lo general, este tipo de intervenciones tiene fines estéticos. Mujeres acomplejadas con mamas tuberosas, es decir, con forma de tubo o con senos muy separados entre sí deciden someterse a esta operación para mejorar su apariencia.

EDAD RECOMENDABLE PARA HACERSE UNA CIRUGÍA

La edad es un asunto controversial, por lo que puede ser difícil de determinar. Más que una edad, los doctores solicitan dos requisitos. En primer lugar, la mujer debe haber terminado su desarrollo físico. Hay mujeres que logran un desarrollo pleno a los 18 años, pero es posible llegar hasta los 21 hasta completar dicho requerimiento.

El segundo requisito que se solicita para poder practicar una cirugía estética de senos es tener una buena condición psicológica. La paciente debe entender que al operarse el pecho se adquiere una responsabilidad. Además de la intervención, se someterá a cambios durante el postoperatorio. Por tanto, la madurez psicológica es importante.

EL MOMENTO IDÓNEO PARA UNA INTERVENCIÓN DE AUMENTO DE PECHO

Lo cierto es que se puede realizar en cualquier época del año, al fin y al cabo no es un procedimiento tan simple. No obstante, la paciente debe elegir el momento donde tenga suficiente disponibilidad. Vale acotar que no solo es el proceso quirúrgico que bien puede ser ambulatorio, sino también el postoperatorio.

Será entonces necesario contar con algunos días para recuperarse por completo. Algunas mujeres han logrado una recuperación efectiva al quedarse en casa por lo menos una semana.

¿CÓMO SE REALIZA LA INTERVENCIÓN DE AUMENTO DE PECHO?

Por lo general, el aumento de pecho se realiza bajo anestesia general. La incisión se hace en una zona poco visible con el fin de minimizar el impacto por la apariencia de la cicatriz. La posición correcta de los implantes es detrás del músculo pectoral.

Hay varios tipos de implantes mamarios: de solución salina, es decir, agua salada estéril o de gel de silicona cohesiva. Estos vienen en dos formas, anatómicos o redondos.

La intervención tiene una duración aproximada de una hora. El proceso postoperatorio comienza con la colocación de un vendaje compresor por máximo tres días. Luego de ese tiempo, la paciente podrá volver a su rutina diaria. Claro está, todo dependerá del tipo de técnica empleada ya que algunas requieren de por lo menos dos semanas de reposo.

MANERAS DE COLOCAR IMPLANTES MAMARIOS

Todo especialista está capacitado para realizar una operación de aumento de seno. No obstante, hay que considerar que se pueden colocar de diferentes maneras.

La técnica tradicional es mediante una incisión realizada en la zona inferior de la mama. La cicatriz es poco visible por la posición. Sin embargo, en mujeres delgadas y que no han tenido hijos puede ser más evidente.

Otra forma es a través de un corte debajo del brazo. Por lo general, esta cirugía se hace con un endoscopio, herramienta equipada con una cámara en un extremo e instrumentos quirúrgicos en otro. El aparato se introduce por la incisión colocando el implante de forma correcta. Aunque la mama quedará libre de evidencia, la cicatriz será visible debajo del brazo.

Algunos cirujanos optan por hacer un corte en el borde de la areola. A través de esa pequeña abertura se introduce el implante, sin dejar mayor huella. Sin embargo, es posible que se presenten problemas para amamantar. Algunas mujeres aseguran que han perdido la sensibilidad en el pezón luego del implante.

Un punto más alejado del seno es hacer un corte cerca del ombligo. Con ayuda de un endoscopio se lleva el implante hasta el lugar correcto. Una vez ubicado en el seno, el especialista procede a llenarlo de solución salina.

Vale mencionar que los efectos de la cirugía pueden variar de acuerdo al tipo de implante y forma de colocarlo. Por ejemplo, es posible que haya más dolor luego del procedimiento, que cambie la apariencia de la mama, mayor riesgo de ruptura o filtración. Es aconsejable consultar al médico e informar sobre la cirugía antes de hacerse una mamografía.

¿CÓMO ES EL PECHO PERFECTO?

No a todas las mujeres les queda bien la misma talla de implante. Para tener un pecho perfecto, este debe ir en concordancia con la proporción del resto del cuerpo. En consecuencia, se necesita crear una armonía corporal, pues entre más natural se vea mucho mejor.

Aunque a muchas mujeres les gustan las medidas exageradas, estas no son las más recomendables. El cirujano determinará la forma y tamaño del implante, según el tipo de paciente. Es necesario que la mama sea lo más simétrica posible. El implante debe rellenar más el polo inferior que el superior, mientras que los pezones deben orientarse hacia el frente.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Un aumento de pecho no tiene que ser una intervención dolorosa. No obstante, luego de que la anestesia ha pasado, la paciente puede sentir agujetas en el músculo pectoral durante los 3 días siguientes. También es posible que experimente una sensación de presión en el área del tórax. Sin embargo, en unos días estos síntomas habrán desaparecido.

Al ser una operación ambulatoria, no se tendrá que dejar hospitalizada a la paciente, salvo por alguna complicación. Incluso será posible mover los brazos, comer, asearse y vestirse por sí sola. De manera que no hay que sentir miedo por lo que ocurrirá después de salir del quirófano.

¿CUÁNDO VOLVER A LA RUTINA DIARIA?

La paciente podrá tener una vida normal luego de 7 días de la intervención, siempre que no haga esfuerzo físico. Incluso puede conducir a los 4 días de haberse operado.

Ahora bien, hacer deporte si requerirá de un tiempo adicional. Entonces, se necesitarán por lo menos 4 semanas de reposo para volver a retomar cualquier actividad deportiva. Lo mejor es que este tipo de rutina se retome progresivamente.

¿DURAN TODA LA VIDA?

Cuando se trata de implantes hechos de gel de silicona, su fabricación y material permiten una larga duración. No obstante, es necesario que la paciente se someta a exámenes regulares con el objetivo de evaluar la salud de los pechos y estado de los implantes. Aun cuando son fiables, algunos doctores podrían recomendar una segunda cirugía para hacer un reemplazo.

Un implante puede necesitar ser sustituido cuando hay una contractura capsular. Esto se produce al crearse una reacción de revestimiento al introducir el implante. Por lo tanto, se crea una cápsula como mecanismo de defensa. A su vez, esta cápsula puede provocar presión sobre el implante. Uno de los signos más evidentes es la deformación del pecho seguido de fuertes dolores.

Mujeres que se han sometido a una operación de este tipo y luego han quedado embarazadas, pueden necesitar un reemplazo de implante. Una segunda intervención para corregir la forma y volumen del pecho será necesaria si la paciente pierde peso o luego de la menopausia.

MITOS SOBRE LAS OPERACIONES DE PECHO

Es importante aclarar algunos puntos al respecto de la cirugía de aumento de pecho pues pacientes han afirmado hechos sin saber las razones. Un ejemplo claro es la pérdida de la sensibilidad. Cabe señalar entonces que la sensibilidad en la mama se produce por los nervios intercostales ubicados en la parte lateral y medial.

Ahora bien, ¿Cómo es que algunas mujeres aseguran que perdieron la sensibilidad? La única razón lógica es que se hayan dañado dichos nervios. El riesgo de lesionar el nervio intercostal depende del tipo de operación que se realice. Aunado a ello, hay más posibilidades de ocasionar daño en una reducción que en un aumento de pecho.

Sin embargo, esto no se produce por la colocación del implante o que este con el tiempo afecte. Más bien, es consecuencia de la intervención médica. En caso de que el cuarto nervio intercostal no sufriera lesión durante la operación, la paciente recuperará su sensibilidad progresivamente.

FORMULARIO INFORMACIÓN / CITA

OTRAS ESPECIALIDADES EN CIRUGÍA DE PECHO

Show Buttons
Hide Buttons