fbpx
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Mentoplastia

Desde

2800€ ó 85 €/mes

EN CLÍNICA MARCH SOMOS Nº1 EN MENTOPLASIA EN MARBELLA

déjanos tus datos y te llamamos

ANTES Y DESPUÉS DE UNA MENTOPLASTIA

ANTES DESPUÉS
PRIMERA CONSULTA GRATUITA

Entendemos la importancia de someterse a una mentoplastia, por lo que el equipo de la clínica March está exclusivamente formado por  profesionales médicos, cirujanos expertos y quirófanos de primer nivel.

LLÁMANOS Y TE RESOLVEREMOS TODAS TUS DUDAS

Beneficios de someterse a una mentoplastia

Con la mentoplasia podrás conseguir en mentón que siempre has querido. Gracias a este tratamiento podrás aumentar o reducir la forma de tu barbilla para conseguir simetría y harmonía en tus rasgos. Además, la mentoplastia tiene los siguientes beneficios:

¿Qué incluye la operación de MENTOplastia?

Pruebas

Preoperatorio

Anestesia

Intervención

Revisiones

Información general sobre la mentoplastia

La mentoplastia, también conocida como genioplastia, busca reducir o aumentar la proporción del hueso del mentón. Además, la mentoplasia o cirugía de mentón se usa para corregir la dirección que tenga este hueso con respecto al resto de la cara.

Esta es una intervención quirúrgica de remodelación, mediante la que se puede ofrecer mayor armonía en rostro y hacerlo más simétrico con las otras estructura del mismo. En la mentoplastia, gracias a implantes o una técnica de reposición, se puede modificar la apariencia de tu barbilla. Así, hacer parecer tu rostro más alargado o más grueso, según tus preferencias, y por supuesto se vuelve más estético.  

Existen dos tipos de mentoplastia y su elección dependerá de cuál sea el resultado que se desea obtener. Puedes hacerte una osteotomía deslizante o mentoplasia con una colocación de implantes.

Mentoplastia con prótesis

Una mentoplastia con prótesis es un tratamiento estético que permite remodelar la estructura de la barbilla mediante la colocación de un implante. En palabras sencillas, se coloca en la punta de la mandíbula inferior un producto, que puede ser grasa o silicona, para hacer lucir más armónica la estructura facial.

Se coloca una prótesis de mentoplastia con un procedimiento quirúrgico que remodela la estructura ósea de la mandíbula. O, se puede recurrir a procedimientos de mínima invasión, como microinyecciones, que tienen resultados satisfactorios en la estética facial.

Osteotomía deslizante

A diferencia del procedimiento anterior, este tipo de mentoplastia logra un balance en la estética del rostro, al realizar cortes quirúrgicos en el hueso mentoniano. Con esta técnica se puede eliminar una barbilla muy prominente y dulcificar los rasgos faciales, al hacerlos más estilizados.

La fijación del hueso se hace a través de tornillos o placas, que permiten que no exista posibilidad de movimientos del mentón recolocado. Con la osteotomía deslizante, consigues un rostro más atractivo pues esta corrección de barbilla brinda a tus facciones una proporción más simétrica.

El procedimiento de una mentoplastia dependerá de las necesidades estéticas que persiga quien se decida por esta operación. Por ejemplo, si deseas reducir tu mentón se realiza un tipo de técnica, que será diferente a la usada cuando tu deseo es aumentar la proporción de esta zona del rostro.

Mentoplastia de aumento

Si la mentoplastia se realiza para aumentar el tamaño de la barbilla, se rellenará el espacio a través de la colocación de una prótesis. Para lograr esto se tienen dos tipos de procedimientos. El primero, es colocando un implante de silicona de calidad, el otro con inyecciones de relleno. Para lograr un buen resultado, la prótesis se realiza con injertos biocompatibles.

La mayoría de las veces, se usan microinyecciones de material biosintético, pues es un método más sencillo. Sin embargo, también puede colocarse una prótesis a través de cirugía, donde se implanta grasa de otra zona del cuerpo de la persona.

Mentoplastia para reducción

Cuando la barbilla del paciente es demasiado grande con respecto a su rostro, lo más recomendable es hacer otro tipo de mentoplastia, con la técnica de osteotomía deslizante. Este es un procedimiento bastante sencillo que busca recortar y desplazar el hueso a una posición que proporcione estética en el rostro.

La cirugía de mentón para reducir el tamaño de este hueso se lleva a cabo haciendo un corte en el labio inferior para llegar hasta el hueso que se tratará. En este punto, se seccionará la estructura ósea para poder reajustar su posición a través de una fijación que puede ser en forma de placas o tornillos de titanio.

A pesar de ser una operación de mentón más complicada que la anterior, sigue siendo rápida y sencilla. De hecho, no se necesita de un ingreso hospitalario, y el postoperatorio se pasa sin contratiempos.

Antes de hacerse una mentoplastia es necesario someterse a una serie de pruebas preoperatorias. De esa manera, se garantiza la seguridad del paciente. Por eso, el especialista indicará exámenes como electrocardiograma, radiografías y otros tipos de pruebas.

En el caso de estar bajo tratamiento con algún medicamento, es necesario informarlo al especialista. La razón es que algunos de estos medicamentos pueden afectar el proceso de coagulación tras la corrección del mentón, así que se deberán suspender unos días antes del procedimiento.

Seguir las recomendaciones postoperatorias indicadas por el especialista que realiza la mentoplastia asegurará óptimos resultados. Una de las recomendaciones principales tras esta cirugía facial es mantener la cabeza elevada la mayor parte del tiempo.

Como existe la posibilidad de sangrado durante la recuperación de mentoplastia, se recomienda el uso de enjuague bucal antiséptico para prevenir infecciones en la región bucal. Estos cuidados higiénicos también serán de gran ayuda para la cicatrización correcta de los tejidos. Después de una semana, se hará el retiro de las suturas de la mentoplastia.

En el postoperatorio de mentoplastia se tendrá que seguir una serie de cuidados, además de seguir un estilo de vida que favorezca que el implante o la mandíbula movida se mantengan su nueva posición.  Por ejemplo:

  • Evitar el esfuerzo físico, por lo menos durante 3 semanas o más, de acuerdo la evolución de la recuperación.
  • No exponerse directamente al sol durante el siguiente mes.
  • Consumir una dieta líquida hasta que desaparezca la inflamación de la zona. A medida que se ven mejorías, el especialista podrá indicar un cambio de alimentación hasta la recuperación de tu acostumbrada dieta.

La mentoplastia tiene un elevado porcentaje de éxito, más cuando la realizan cirujanos estéticos expertos en Marbella. Por eso, la recomiendan como uno de los tratamientos más efectivos y sin riesgos, lo que hace te sientas más seguro a la hora de entrar en quirófano.

  • Después de la mentoplastia, es normal que se presente una leve inflamación de la zona del mentón, lo que incluirá las mejillas. Tal hinchazón se habrá acabado después de dos semanas.
  • Como se hace una incisión en una zona húmeda, se corre el riesgo de una infección. Por lo que es necesario seguir las indicaciones del médico con respecto a la higiene y curación de la herida.
  • Por algunos días, es posible que la zona esté más sensible, pero es un efecto temporal de la mentoplastia.
  • Dolor o molestia son bastante frecuentes, por eso, se recetarán analgésicos durante los siguientes 5 días.
mentoplastia para hombre
Detalles de la mentoplastia
Tiempo: 90 min
Anestesia: Local + Sedación
Hospitalización: No
Recuperación: 5 - 7 días
Resultados: 1 mes

Preguntas frecuentes sobre la mentoplastia

Para las personas interesadas en hacerse la mentoplastia en Marbella, la Clínica March ha recopilado algunas de las preguntas más comunes que nos hacen en el consultorio médico:

La mentoplastia se realiza principalmente para corregir problemas de simetría en el rostro. De manera que te ayuda a tener una apariencia más atractiva, una vez que sales del proceso de recuperación. Está recomendada entonces en quienes tienen una barbilla demasiado grande o pequeña con respecto a su mandíbula, y desean corregir esta desproporción facial.

Para obtener buenos resultados en la mentoplasia, está técnica puede combinarse con otros tratamientos. Casi siempre se realiza la mentoplastia al mismo tiempo que se corrige la apariencia de la nariz o se instauran tratamientos dentales, pues estos tipos de intervenciones persiguen un mismo objetivo: corregir asimetría y desproporción de estas estructuras del rostro.

Recuperarse de una mentoplastia es bastante rápido. De manera que pasados unos siete días, cuando la inflamación haya pasado, se podrán comenzar a ver los resultados y podrás retomar algunas actividades livianas. Un mes después, te podrás reintegrar por completo a tu vida normal.

Cuando se recurre a profesionales de confianza para hacer una mentoplastia, se garantiza que no se tendrá dolor durante o después de la cirugía. Primero, porque para hacer la operación de mentón se utiliza anestesia local o general, por lo que se garantiza una cirugía sin dolor. Después de terminada la cirugía, se recetan analgésicos que evitan molestias en la zona.

La calidad del implante de silicona que usamos en una mentoplastia nos permite garantizar que no se tendrá que hacer una sustitución. Así que para aumentar el porcentaje de éxito, es necesario seguir las recomendaciones del profesional médico. Además, es importante que te hagas la mentoplastia en un centro estético especializado.  

Los resultados de la cirugía de mentón son permanentes, a menos que se recurra a la inyección de ácido hialurónico como opción de aumento de mentón. Este material se reabsorbe, por lo quizás se tenga que volver a otra sesión, transcurridos 10 a 12 meses.

Después de la mentoplastia no quedan marcas visibles; esto es gracias a que la incisión que se realiza se ubica en la parte interior de la boca, justo debajo del labio. Además, la experiencia de los cirujanos estéticos en Marbella, garantiza que se lograrán resultados naturales sin evidencias de cicatrices quirúrgicas.

contacta ahora
teléfono disponible de lunes a domingo de 8:00 a 23:00
déjanos tus datos y te llamamos