fbpx
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Hiperhidrosis

Hiperhidrosis: síntomas, causas y tratamiento

Se calcula que por lo menos el 1% de la población mundial padece de Hiperhidrosis. Esta condición médica puede afectar tanto las labores diarias como la capacidad de relacionarse socialmente. Además, hay que considerar que en algunos casos este es un síntoma de una afección subyacente. Por eso, en Clínica March te enseñamos a detectar este problema y encontrar la mejor solución.

¿Qué es la hiperhidrosis?

Se habla de hiperhidrosis a la sudoración excesiva. Hay personas que tienden a sudar más que otras, sin embargo, cuando hacemos referencia a la hiperhidrosis es cuando la transpiración es excesiva, tanto que esta se vuelve incontrolable. Incluso en situaciones donde no se está realizando una actividad física o bien que la temperatura no es tan alta para sudar, el paciente ve como el sudor sale por sus manos, plantas de los pies, axilas o en la zona del cuello.

Es tanto el sudor que se emana del cuerpo, que el paciente debe cambiarse varias veces de ropa, incluso puede llegar a gotear, mojando el suelo o las cosas que se tengan alrededor. Por supuesto, esta situación es causa de vergüenza, haciendo que el paciente no tenga la capacidad para socializar con otros y adopte posturas muy rígidas para evitar que se vean las manchas de sudor, sobre todo cuando esto ocurre en las axilas.

Hiperhidrosis

¿Cuál es la causa de la sudoración excesiva?

Es normal que se presente sudoración cuando realizamos actividad física, haya altas temperaturas (calor), o bien cuando nos sentimos nerviosos o ansiosos. Sin embargo, nos referimos a las causas de sudoración excesiva a aquellas asociadas al problema médico que escapa de las manos del paciente. A continuación, mencionamos algunos aspectos que influyen en el exceso de sudoración:

Si la hiperhidrosis es localizada, entonces no hay una causa específica a mencionar. De hecho, esta se puede presentar en la infancia, siendo solo las palmas de las manos y las plantas de los pies las zonas que muestran los efectos. Ya en la adolescencia, puede desarrollarse la sudoración excesiva en las axilas. Cabe mencionar que, en algunos casos, con el tiempo, esta condición desaparece.

Mientras tanto, la hiperhidrosis secundaria es bastante común que se presente una vez llegada la menopausia, por lo que se relaciona con cambios hormonales. También puede ocurre por la ingesta de medicamentos, la aparición de infecciones o traumatismos.

Cabe mencionar que la hiperhidrosis no siempre es la enfermedad principal. Esto quiere decir que se puede llegar a considerar más bien un síntoma de otra patología. Tal es el caso de los pacientes con cáncer, tumores, o con problemas de tiroides que pueden presentar hiperhidrosis en el proceso de su enfermedad.

Aunque es cierto que la ansiedad y nervios pueden acelerar el proceso de sudoración; estas no se consideran una causa principal de la hiperhidrosis. Esto quiere decir que recomendar relajación al paciente no solucionará su problema, aunque pueda eliminar la crisis del momento.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperdrosis?

Es evidente cuando estamos ante la presencia de hiperhidrosis. Por lo tanto, no se requieren de un análisis profundo para dar un diagnóstico médico. Sin embargo, el especialista hará una exploración física y pruebas específicas para conocer la causa de la hiperhidrosis. Entonces, si estas presentando los siguientes síntomas, puedes estar sufriendo de hiperhidrosis:

  • Sudor en las manos (Hiperdrosis palmar).
  • Sudoración excesiva axilas. (Hiperdrosis axilar).
  • Excesivo sudor en el rostro y cuello (Hiperdrosis facial).
  • Debido a toda la sudoración, aparecen maceración y fisuras.
  • Otras zonas donde se presenta la sudoración excesiva son el torso, abdomen, espalda y cuero cabelludo.

Hay que resaltar que para que se considere la hipersudoración, también se debe considerar que no hay factores externos para que esta se presente como: calor, fiebre, estrés o ejercicio.

Tratamiento para la hiperhidrosis

Para recibir el mejor tratamiento para la hiperdrosis debes primero acudir a un especialista en dermatología. Este se encargará de hacer un análisis profundo y dará el diagnóstico oportuno. Además, que el tratamiento dependerá de la afección que tenga el paciente, ya que en algunos casos esta es consecuencia de otra patología que se debe tratar de forma eficiente.

Botox (Toxina botulínica)

El Botox no solo ayuda a dar volumen a tu cuerpo. Esta toxina se puede usar también para combatir el excesivo sudor. No obstante, hay que tener en cuenta que los efectos de este procedimiento son temporales, ya que el mismo organismo va absorbiendo el botox. Recordemos que este componente se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, pero con el paso del tiempo se va perdiendo.

Ahora bien, este procedimiento se usa más que todo cuando la hiperhidrosis no está en un alto nivel. Por lo que, si la sudoración es más grave, se requieren de otros tratamientos clínicos que tiene la Clínica March para ti.

Medicamentos

Como tratamiento médico contra la sudoración excesiva, el clorato de aluminio es el que más se usa como antitranspirante. Sin embargo, hay que considerar que este puede tener como efecto secundario, la irritación de la piel. De allí que se necesite hacer un análisis de sangre y origen para determinar si este es el mejor tratamiento contra la hiperhidrosis.

También se puede usar el bromuro de glicopirronio o el ácido salicílico. Pero, no todos los pacientes reaccionan bien a cualquier medicamento, por eso, hay que pedir consulta médica con un experto para optar por el mejor tratamiento contra la hiperhidrosis.

sudoración excesiva

Transpirantes

Para tratar la sudoración excesiva se comienza con un antitranspirante. Tales productos se encuentran en el mercado en forma de polvo, gel, solución, roll-on. Están compuestos principalmente de sales metálicas, o circonio.

Ahora bien, en el caso de que esto no funcione, entonces, se recurren a otros procedimientos más fuertes que evitarán el sudor excesivo en tu cuerpo.

Con cirugía

Este es el último de los recursos que se usan para reducir los efectos de la hiperhidrosis. Cuando ya es incontrolable, entonces el especialista se encarga de cortar los nervios (simpatectomía) que causan la sudoración, o bien extraer las glándulas sudoríparas de la zona que está sufriendo de hiperhidrosis.

También se puede recurrir a una terapia por microondas. Este procedimiento supone la emisión de energía microondas que destruye las glándulas sudoríparas. Las sesiones tienen una duración de 30 minutos, y deberá hacerse cada tres meses.

Lo bueno de los procedimientos quirúrgicos es que son mínimamente invasivos y con efectos permanentes. Esto quiere decir que no volverás a sufrir de hiperhidrosis localizada. Pero tienes que saber elegir el profesional que hará el tratamiento médico estético.

¿Quieres acabar con la sudoración excesiva?

Entendemos que la hiperhidrosis puede ser un problema bastante estresante, con consecuencias más allá de la salud física. Por eso, para combatir la sudoración excesiva, te recomendamos solicitar uno de los tratamientos efectivos que tienen los expertos de la Clínica March en Marbella. Aquí estamos para ayudarte con tu problema de sudoración excesiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *