fbpx
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Juanetes En Los Pies

Juanetes

¿Has oído hablar de los juanetes en los pies? Esta es una afección que produce mucho dolor y les quita estética a tus pies. Quienes sufren de juanetes sufren por encontrar calzados cómodos y a la larga, esta deformidad puede traer consecuencias que afectan la calidad de vida. En Clínica March te contamos todo lo que necesitas saber sobre los juanetes y cómo corregir este problema.

¿Qué son los juanetes?

Esta es una deformidad que ocurre en el primer dedo del pie, o el dedo gordo (hallux) como le se le llama de manera coloquial. Se manifiesta como un bulto del hueso, en la base del dedo gordo, haciendo que se desplace y cambie la estructura del pie.

El juanete del dedo gordo o hallux valgus es el más común, pero también es posible que alguien presente juanete de sastre, que se presenta como un bulto del hueso del quinto dedo del pie, el más pequeño. Sin embargo, ambas condiciones físicas deformes causan síntomas molestos y pueden afectar la apariencia de los pies, originando además problemas en la estima personal.

Síntomas de los juanetes

Cuando sufres de juanetes síntomas como el dolor es el más común, y viene a presentarse por efecto de la desviación que causa la protuberancia ósea del dedo. También hay signos evidentes que te alertan si estás presentando juanetes en el pie como la evidencia del bulto en la zona medial del pie, desviaciones, deformidades y aumento de los callos en algunas zonas de apoyo.

Dolor en la prominencia medial

El clásico dolor de un juanete pie es aquel que genera la desviación de los huesos y se refleja en la zona medial. Cuando el dedo gordo se desplaza por el bulto óseo, presiona el resto de los dedos y causa roces dolorosos al usar el calzado.

Dolor en la planta del pie

También puedes sentir dolor de juanetes en la planta del pie, pues a medida que pasa el tiempo la deformidad causa un cambio en la forma como apoyas tu pie al caminar. Cuando esto ocurre, los huesos metatarsianos se ven cargados de peso y genera dolor que puede llegar a ser incapacitante en quienes sufren de juanetes.

Deformidad de los dedos adyacentes

El dolor en el hueso del dedo gordo del pie no es el único síntoma que puedes presentar con los juanetes. Es posible que, en etapas tempranas, esta deformidad pase desapercibida, pero a medida que va desplazándose el dedo gordo, comprime el resto de las estructuras y puede causar otras deformidades en el resto de los dedos.

Causas de los juanetes

juanete dolor

Es posible que, si algún miembro de tu familia tiene juanetes, tengas más probabilidad de sufrir esta deformidad, debido a componentes genéticos involucrados en la formación de este padecimiento. Por herencia familiar se obtiene predisposición a ciertas características que condicionan el juanete como: articulaciones deformes, poca resistencia en los ligamentos, entre otros. También, enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide o la osteoartrosis, pueden causar de deformidades de pies como los juanetes.

La aparición de juanetes también surge cuando el pie tiene una estructura que propicia la deformidad. Personas con pie plano, dificultades para la marcha, alteraciones musculares o dedo gordo de gran longitud, son más propensas a tener juanetes.

El uso de calzado poco cómodo y que no se adapte a la ergonomía del pie, puede ser la causa de los juanetes en los pies. Zapatos de tacón alto o estrechos en exceso pueden condicionar cambios estructurales y potenciar la aparición de la protuberancia ósea en el dedo gordo, así como el desplazamiento de los dedos.

Factores de riesgo de los juanetes

La posibilidad de padecer juanetes en los pies se hace mayor cuando se presenta hiperlaxitud en los pies, pues los ligamentos se hacen frágiles y elásticos, propensos a cambiar de forma y deformarse.

Tener forma de pie egipcio también es factor de riesgo para los juanetes. En estos casos, el dedo gordo es mucho más extenso que el resto de los dedos, lo que podría generar un ajuste inadecuado al usar el calzado, que se traduciría en la aparición del juanete.

Por otro lado, la aparición de un juanete es más probable en personas mayores de 40 años, en mujeres y en personas obesas. Y también en quienes usan zapatos que no se adaptan de forma cómoda al pie, se forman los juanetes.

Complicaciones de los juanetes

Los tipos de juanetes, en el dedo gordo y el quinto dedo del pie, generan consecuencias que afectan la salud podal y la estética; las más comunes son:

  • Metatarsalgia: es una condición dolorosa que afecta al pie y genera una hinchazón molesta en la zona delantera de la planta del pie. Se debe a la compresión de las estructuras nerviosas que se ubican entre los huesos, y puede generar dolor que incapacita para caminar.
  • Dedos en martillo: Se manifiesta como una curvatura de las articulaciones del dedo adyacente al dedo con juanete, que causa compresión y dolor.
  • Bursitis: los juanetes generan inflamación de las bolsas amortiguadoras de las articulaciones del pie, un padecimiento que causa mucho dolor.

Tratamiento de los juanetes

tratamientos juanetes

Si tienes juanetes, el tratamiento que te ofrecerá tu médico va a estar dirigido al objetivo que se persigue. Por ejemplo, existen tratamientos médicos que alivian las molestias que ocasiona este problema y otros tratamientos que buscan la corrección de la estructura del pie.

Tratamiento farmacológico del juanete

Como el dolor que ocasiona el juanete es el síntoma más inquietante, la primera línea de tratamiento persigue su alivio. Para atender juanetes tratamiento natural con hielo puede mejorar los dolores, e incluso el uso de aceites esenciales. Sin embargo, cuando el dolor es muy fuerte, se necesitarán fármacos para aliviarlo.

Quizás tu médico te indique tratamiento para el dolor y la inflamación en presentaciones tópicas o de un medicamento que se toma vía oral. Por lo general, este tipo de tratamiento se usa en crisis de dolor, pues no elimina el problema de base que es la deformidad.

Tratamiento ortésico del juanete

La corrección del juanete, que es la prioridad de quienes padecen este problema, se puede llevar a cabo a través de aparatos ortopédicos.

Espaciadores o protectores

Estos dispositivos ortésicos están fabricados, por lo general, en materiales como silicona. Pueden hacerse a la medida del pie, o adquirir en formas preestablecidas y a la venta. Los espaciadores y protectores cumplen la función de reducir la presión que ejercen los dedos de los pies que se han deformado. Son almohadillas que se colocan entre los dedos para evitar el dolor y el roce de los dedos.

Correctores de los juanetes

Un aparato corrector podría impedir que el juanete progrese y cause mayores problemas en el pie. Por lo general, se usa en etapas tempranas del problema, cuando no se ha deformado el pie y los síntomas dolorosos no son incapacitantes.

Plantillas de los juanetes

Estos dispositivos son útiles para corregir el apoyo que se ha visto afectado con la presencia del juanete. Si bien no corrigen la posición del dedo gordo ni eliminan la protuberancia ósea, pueden aliviar el dolor al caminar, permitiendo que la persona siga el curso de su vida de forma normal.

Tratamiento quirúrgico del juanete

Ahora bien, hay quienes no se conforman con el alivio de los síntomas y deseas quitar juanetes de sus pies de manera definitiva. Entonces, es posible someterse a una operación para corregir el hallux valgus. La cirugía se llevará a cabo a través de un raspado de la protuberancia ósea o una escisión del juanete. Este procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia local y sin necesidad de hospitalización.

Reeducación del juanete

Después de la cirugía, será necesario recuperar la flexibilidad de la articulación del dedo gordo, así que el tratamiento postoperatorio estará dirigido a reeducar el pie con ejercicios.

Auto-reeducación del juanete operado

La persona operada de juanetes va a requerir la inmovilización del dedo por un período de tiempo, y para evitar la rigidez se indicará que, después de quince días, se comiencen algunos ejercicios.

Ejercicio de movilización

Los movimientos del dedo operado, hacia debajo de forma suave y constante, permitirán el drenaje del líquido que se pueda generar tras la operación. Además, con estos ejercicios se impide que se anquilosen las articulaciones.

Tras un mes

Después de la operación, el médico orientará sobre cómo retomar la marcha. Por lo general, se alienta al paciente a caminar sin calzado y sobre el talón, una medida que permitirá reeducar la posición correcta de apoyo del dedo gordo.

Además, se indicarán masajes y drenajes linfáticos que permiten reducir la inflamación que queda tras la operación. Por otro lado, se prohibirá usar el borde externo del pie al caminar, para evitar desviaciones nuevas del primer dedo del pie.

Prevención de los juanetes

Evitar el uso de determinados zapatos puede ayudar a evitar la aparición de juanetes en los pies. Por ejemplo, los calzados muy elevados pueden ocasionar mayor presión en la base metatarsal, y generar cambios en la estructura de los dedos. También los zapatos con punta muy estrecha ocasionan deformaciones en los dedos, así que evitarlos forma parte de la prevención de este problema y el dolor juanetes.

También es posible evitar juanetes al hacer un estudio de la marcha de la persona, captando signos que pueden condicionar la aparición de esta deformidad ósea. Por ejemplo, en quienes se descubren estos signos se pueden indicar plantillas correctoras hechas a medida, para detener el progreso del juanete.

¿Cuándo consultar al médico?

Si notas que tu dedo gordo del pie presenta una protuberancia en la base de su articulación, tienes dificultad para moverlo de manera adecuada o sufres mucho dolor en el área, consulta un médico. El médico te indicará tratamiento personalizado para atender este problema y mantener un buen aspecto y correcta funcionalidad de tus pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.