fbpx WhatsApp
Av. Cánovas del Castillo, 6, MARBELLA

+34 952 900 400

+34 680 523 951

Blog Cancer Mama

Reconstrucción de pecho en Marbella · Clínica March

Después de una mastectomía, recurrir a la reconstrucción mamaria puede elevar la autoestima de una mujer. Este procedimiento se ha ido perfeccionado para lograr dar a las mamas un aspecto más natural. En Clínica March somos referentes en el campo de la cirugía de pechos, incluida la reconstrucción mamaria en Marbella. Por eso, queremos que conozcas todo sobre esta intervención quirúrgica.

El objetivo de una reconstrucción mamaria

Reconstruir una mama tiene como finalidad principal, lograr que las estructuras del pecho de la mujer sean lo más naturales y estéticas posibles. Por lo general, es una cirugía que está indicada en quienes han tenido que recurrir a una mastectomía, por una u otra causa. Lo recomendable es que antes de hacer la cirugía se cumplan dos condiciones básicas:

  • Que la mujer haya tomado la decisión por sí misma.
  • Haber recibido toda la información relacionada con la intervención quirúrgica.

El cáncer de mama es una de las principales razones tras la realización de una mastectomía, sea parcial o total. Por lo tanto, la reconstrucción mamaria es un procedimiento aplicado en este grupo de mujeres. Después que una mujer ha pasado por una extirpación de mama, recobrar el aspecto de antaño de su pecho puede resultar gratificante y animador.

La calidad de vida de una mujer puede mejorar tras la realización de una cirugía reconstructiva de mamas. Pero antes de hacer este tipo de intervención quirúrgica, el cirujano experto tendrá que hacer una evaluación completa y brindar toda la información necesaria a la paciente.

¿En quiénes se recomienda este procedimiento?

Con los avances en el campo de la medicina, cada vez más mujeres entran en la categoría de pacientes aptas para la cirugía de reconstrucción mamaria. De hecho, ahora es posible hacer esta reconstrucción a la par que se realiza la mastectomía. Sin embargo, es necesario que la mujer reciba la correspondiente información, de manera que pueda participar en la toma de decisiones médicas.

Por fortuna, este procedimiento quirúrgico no afectará los tratamientos indicados para cáncer de mama, sea radio o quimioterapia. Ahora bien, sí existen contraindicaciones a esta cirugía, aunque no sean absolutas. Por ejemplo, no es recomendable realizar la reconstrucción de mama en mujeres que tengan un estado general de salud desfavorable; es preferible esperar que su condición de salud sea más estable.

Para aumentar la seguridad y éxito de la cirugía, el equipo encargado de realizarla tomará en cuenta cualquier factor de riesgo que pueda complicar el proceso y su evolución. Un caso sería una mujer fumadora, pues el cigarrillo contiene sustancias que pueden ocasionar una recuperación lenta y desfavorable de cualquier tipo de cirugía, incluida la reconstrucción mamaria.

¿Cuál es el momento ideal para reconstruir una mama?

Antes solo era posible hacer la reconstrucción de pechos una vez que hubiese pasado determinado tiempo de la mastectomía, lo que ahora conocemos como una reconstrucción diferida. Sin embargo, las técnicas quirúrgicas se han perfeccionado y ahora es posible optar por una reconstrucción inmediata. ¿En qué consisten cada una?

  • La reconstrucción inmediata se realiza en el mismo evento quirúrgico que la extirpación de la mama afectada. A través de la implantación de tegumentos mamarios propios de la paciente, se logra que la mama reconstruida se vea natural. Por supuesto, también es posible usar implantes para lograr el efecto estético deseado.
  • En el caso de la reconstrucción mamaria diferida, el procedimiento se hará en un período posterior a la mastectomía. Por lo general, está indicada en quienes en primera instancia no pudieron optar por la reconstrucción inmediata. Además, se realiza bien sea con tejidos propios de la paciente o con implantes.

Sin importar cuál sea la elección de la paciente, es necesario que el procedimiento sea realizado por un equipo completo de profesionales en diversas áreas. De esta manera, todos sus miembros podrán aportar información para que la paciente pueda analizar las ventajas y desventajas del procedimiento.

¿Cuáles son las técnicas más usadas para reconstrucción mamaria?

La reconstrucción del pecho puede hacerse a través de técnicas novedosas que involucran el uso de tejidos propios de la paciente. Es decir, se toma grasa y piel de zonas como el abdomen, los glúteos o la espalda; y se utilizan para amoldar una nueva mama.

Aunque la estética de esta cirugía se percibe más cercana a lo natural, sus procedimientos resultan más complejos. Por lo general, esta técnica quirúrgica puede implicar unas 5-8 horas en quirófano, y se usa anestesia general para su realización.

También se puede hacer reconstrucción de pechos a través de la colocación de implantes. Puede ser la aplicación de implantes vacíos que se rellenan con solución salina para expandir y colocar posteriormente una prótesis mamaria. Ahora bien, este tipo de cirugía necesitará doble intervención, con espacio de tres meses como mínimo entre cada una.

Otra técnica para la reconstrucción de mamas es la colocación de una prótesis, tras la mastectomía. Sin embargo, no están recomendadas en quienes tendrán que exponerse a radioterapias. Por lo tanto, resultan ser intervenciones para reconstrucción de mama diferida.

El proceso antes y después de la cirugía

Desde el momento que se recibe el diagnóstico de cáncer de mama, a la mujer se le debe informar sobre la posibilidad de una mastectomía y su posterior reconstrucción. Quien encabeza este procedimiento quirúrgico es el cirujano plástico, quien después de hacer una evaluación completa de las mamas podrá hacer una recomendación adecuada.

Todas las cirugías reconstructivas de mama se hacen bajo anestesia general. Después de realizado el procedimiento, la paciente puede presentar cansancio y ligero dolor en la zona de la operación. Estos síntomas pueden prolongarse durante un período de dos semanas, por cuanto se indicará tratamientos para el dolor.

La acumulación de líquidos después de una cirugía de reconstrucción mamaria es común. Por lo tanto, quizás se necesite de la aplicación de drenajes que permitan extraerlos e impedir infecciones durante el postoperatorio. Por lo general, tras 6 u 8 semanas, la mujer puede volver a sus actividades cotidianas; sin embargo, la cicatrización total puede extenderse mucho tiempo después.

La comunicación con el equipo de cirugía es fundamental para que puedas estar segura de que la reconstrucción de mamas será exitosa. En la Clínica March contamos con un equipo médico especializado en cirugía de pecho, que te brindará la asesoría y consejería adecuadas para que puedas afrontar una reconstrucción mamaria con éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *